Somos
De Hoy
Congresos
Investigación
Tecnología
Infografías
Contacto
Laboratorios
Home

Crean vasos sanguíneos artificiales para pacientes con diálisis renal

publicidad
Crean vasos sanguíneos artificiales para pacientes con diálisis renal, Duke, Yale, diálisis, renal, injerto, artificial, bioingeniería, vaso

Foto: Universidad de Duke

junio/2016

 

De acuerdo con una nueva investigación, unos innovadores vasos sanguíneos artificiales desarrollados por científicos de la Universidad de Duke, la Universidad de Yale y la compañía de ingeniería de tejidos Humacyte parecen ser seguros y más duraderos que las versiones sintéticas comúnmente utilizadas en pacientes que se someten a diálisis renal.

 

Los hallazgos, publicados en la revista The Lancet, provienen de un estudio fase 2 entre 60 pacientes con insuficiencia renal que necesitaban diálisis, lo cual requiere a menudo de un injerto sintético, ya que el propio vaso sanguíneo del paciente suele degradarse debido a los pinchazos de aguja recurrentes.

 

Sin embargo, tales injertos son propensos a infección, coagulación y otras complicaciones. Asimismo, injertos alternativos diseñados mediante bioingeniería y que se derivan del paciente, un donante o tejido animal han demostrado no tener un mejor desempeño que los sintéticos.

 

Por ello, el equipo de investigación de Duke y Yale – junto con cirujanos polacos y estadounidenses y los científicos de Humacyte – que se encuentra desarrollando el vaso mediante bioingeniería, puso a prueba un vaso acelular humano (HAV, por sus siglas en inglés) que está siendo fabricado a fin de que esté disponible a demanda de los pacientes.

 

“El vaso sanguíneo creado mediante bioingeniería representa un paso crítico en la ingeniería de tejidos“, aseguró el doctor Jeffrey Lawson, profesor de cirugía y patología en Duke y director médico de Humacyte. “Debido a que estos vasos no contienen células vivas, los pacientes tienen acceso a tejidos cultivados que pueden utilizarse sin ningún tiempo de espera asociado con productos hechos a la medida“.

 

Lawson y su co-autora Laura Niklason, profesora de anestesiología e ingeniería biomédica en Yale, son directores de Humacyte, Inc., la compañía que apoyó el ensayo clínico.

 

Para crear los vasos, los investigadores primero aislaron células vasculares de donantes humanos y las hicieron crecer en un cultivo de tejidos. Después, colocaron las células en un andamio degradable con forma de vaso sanguíneo. A medida que crecía el tejido, éste se bañó en nutrientes y se estiró para adquirir las propiedades físicas de los vasos sanguíneos reales.

 

“Después de ese proceso, que toma ocho semanas, el andamio se degrada y lo que queda es el tejido artificial que hicimos crecer desde cero“, subrayó Niklason.

 

El paso final fue eliminar las células con una solución especial. El tejido restante sin células conserva la estructura del vaso, pero ninguno de los componentes que podrían causar rechazo del tejido.

 

Un año después de la implantación, los vasos hechos mediante bioingeniería parecían ser a la vez seguros y funcionales, manteniendo su integridad mecánica, indicaron los investigadores. Además, los pacientes no mostraron ningún signo de rechazo.

 

Si bien hubo casos de eventos adversos tales como coagulación, las tasas de dichos eventos fueron comparables a otros injertos de diálisis. En particular, la durabilidad de los vasos de bioingeniería fue de 89 por ciento para un año, en comparación con la tasa de alrededor del 60 por ciento de los injertos sintéticos descritos en estudios anteriores.

 

Los investigadores también observaron que después de la implantación, los vasos de bioingeniería se habían repoblado con las propias células del paciente, por lo que el tejido no vivo se convirtió en vivo con el paso del tiempo.

 

“El hecho de que un tubo acelular implantado se convierta en un tejido humano vivo posee implicaciones para la medicina regenerativa en una manera muy profunda“, concluyó Lawson.

Recuperado de:

http://www.salud.carlosslim.org/crean-innovadores-vasos-sanguineos-artificiales-para-pacientes-con-dialisis-renal/

Primero aislaron células vasculares de donantes humanos y las hicieron crecer en un cultivo de tejidos; después, colocaron las células en un andamio degradable con forma de vaso sanguíneo.

Eugenia 13, int. 604, Col. Nápoles, Benito Juárez,  C.P. 03810, México D.F. Tel:(55) 55 36 44 23

Aviso de privacidad

Directorio